La sobreviviente de la etnia más desconocida de la selva

La sobreviviente de la etnia más desconocida de la selva

La sobreviviente de la etnia más desconocida de la selva

Melita Campos fue contactada en 1959 y padeció una evangelización brutal. Hoy es la tenaz guardiana de una cultura que sigue en aislamiento voluntario. Melita Campos guarda las recetas de los isconahuas.

Que vivía en pecado, vestida como el diablo la trajo al mundo, fue lo primero que aprendió Nawanica –hoy llamada Melita Campos Rodríguez– del mundo cruel. Tenía 12 años en 1959 y solo se cubría la piel con un collar de granos rojos en el cuello y un disco de concha nacarada en la nariz. Los predicadores estadounidenses Clifton Russell y James Davidson encabezaban una agreste evangelización protestante en esos años (otra extirpación de idolatrías). Y la desnaturalizaron en el santo nombre de Dios.
Anuncios